Lo difícil se hace. Lo imposible se intenta.

Hace no tantos años… volar era físicamente imposible, nunca se llegaría a la Luna, un navío que surcara los mares bajo el agua era ciencia ficción.  Y sin embargo… todas esas cosas se hicieron. Hubo gente que pensó que a imposible le sobraban dos letras.

No dejes de cuestionarte siempre qué cosas son imposibles en la vida. Todo puede cambiar. Afronta cada problema con toda tu energía y lleva a cabo todos tus proyectos. Nunca te rindas. Sé uno de los grandes. Es el espíritu que nos ha hecho crecer como humanidad a lo largo de la historia.

(Visited 583 times, 2 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *