Historias motivadoras: cambio clip rojo por una casa

En este artículo tenemo una historia que además de curiosa, es una de las historias más motivadoras que hemos oído. Detrás de ella está Kyle MacDonald, un canadiense que cambió un clip rojo (sí, has leído bien, un clip de esos que utilizamos parar unir papel) por una casa (sí, también has leído bien, una preciosa casa de dos plantas)..

Kyle era un blogger que llevaba un tiempo tratando de poner en práctica sus ideas, viviendo del trabajo de su chica y buscando trabajo. Hacía tiempo que había tenido la idea de cambiar el clip por la casa, pero lo había puesto en la cartera “esperando el momento adecuado”. Un día, sacó la cartera y se le cayó el clip delante de su tío, el cual le preguntó para qué lo llevaba. Le contó que quería cambiar su clip por una casa, mediante trueques sucesivos por algo que fuera de igual o más valor. Su tío le soltó una charla motivadora y le preguntó: ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Ese fue el momento en el que dedidió empezar a cambiar su clip en internet.

Al principio todo lo que recibió fueron bromas, gente que no le tomaba en serio, pero un par de chicas respondieron a su llamada y se lo cambiaron por un bolígrafo de pez, ¡habia hecho su primer cambio! ¿Qué vendría después? En menos de un año, el joven Kyle había conseguido su sueño de tener una casa, había impresionado a su chica y al mundo entero con una hazaña sorprendente: había cambiado un clip rojo por una casa.

En su página web puedes encontrar fotos de los objetos que cambió y que le llevaron a cumplir su objetivo en quince pasos. Te los nombramos a continuación:

  1. Un clip rojo de papel.
  2. Un bolígrafo con forma de pez.
  3. Un pomo de puerta con forma de mano.
  4. Una cocina de camping (con combustible).
  5. Un generador eléctrico.
  6. Un barril de cerveza (la que él quisiera) con un letrero luminoso.
  7. Una motonieve.
  8. Un viaje a Yahk (British Columbia, Canadá).
  9. Una camioneta.
  10. Un contrato discográfico.
  11. Un año de alquiler en Phoenix, Arizona.
  12. Una tarde con Alice Cooper.
  13. Una bola cristal de KISS con copos de nieve.
  14. Un papel en una película.
  15. Finalmente, una casa en Kipling, Saskatchewan,  al sureste de Canadá. Y por cierto, lo nombraron alcalde honorario por un día y el día que se mudó es oficialmente “el día del clip rojo”, y todo el mundo lleva un clip rojo en su honor.

Además, la fama que le dió esta aventura le ha llevado a dar charlas, escribir un libro, y a que su historia sea contada por todos los rincones como la realización de un sueño que sólo tuvo que atreverse a cumplir.

¡Atrévete a luchar por tus metas! Mira dentro de tí y pregúntate: ¿Dónde está tu clip rojo?

(Visited 1.150 times, 3 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*