Cómo resolver las discusiones con tu pareja (2): discutir para ganar

En la primera parte de este artículo, echamos un vistazo a las posibles causas de una discusión, al detonante y a las posibles causas ocultas, y aportamos algunos consejos para poder conocerlas, así que ya tenemos la respuesta a la pregunta: ¿Por qué estamos discutiendo realmente?

En esta segunda parte, hablaremos de discutir para ganar. Nuestro objetivo es que ambos ganemos con la discusión. Ya que pasamos por esos malos momentos, por lo menos que sirva para algo: que ganemos experiencia, que alcancemos acuerdos, que aprendamos a respetarnos y nos conozcamos un poco mejor. De nada sirve una discusión en la que el único obejtivo es someter a nuestra pareja a nuestra voluntad, razón o punto de vista. Esto solo servirá para llegar al mismo punto más temprano que tarde. Antes de ponernos a la tarea e analizar el desarrollo de la discusión, reflexiona: ¿quieres tener razón o ser feliz? Porque en muchos casos, la razón es una delgada línea y esgrimirla por encima de todo no nos lleva a la felicidad.

Te presentamos un listado de pautas a seguir durante una discusión de pareja:

  • Evitar la agresividad: la agresividad es una gruesa línea roja que no debe cruzarse. Si tú o tu pareja sentís que la situación se hace insostenible, que la rabia os invade y sentís esa rabia impulsiva que os hace tirar algo, romper algo, gritar algo, lo mejor es que os toméis un respiro en la discusión. Respeta cuando tu pareja lo necesite, y hazle comprender cuando lo necesitas tú. Un paseo, un rato de silencio pactado, una noche de descanso, y podréis retomar la discusión en un momento más propicio para llegar a acuerdos.
  • Pausas, tiempos, citas: en relación con lo anterior, es mucho más sencillo hablar con tu pareja cuando ambos estéis relajados. Si tenéis que discutir sobre algo, hacer una pausa, tomaros un tiempo y quedar a una hora concreta en un lugar concreto, cuando ambos hayáis tenido tiempo de reflexionar sobre el tema y podáis hablarlo con la cabeza fría.
  • Respeto a la otra persona: evita hacer cualquier tipo de descalificación. Concéntrate en el hecho que te molesta y trata de no insultar, criticar ni generalizar comportamientos, expón de forma sencilla tu problema y verás que la otra persona estará más abierta a escucharte.
  • Deja las cosas a su nivel (ley de proporcionalidad): si estáis discutiendo por una cosa pequeña, no ataques los cimientos de la relación. No digas frases del tipo “no quiero esta relación” ni “así no voy a vivir”. Todos tenemos que hacer compromisos en nuestras relaciones. Lo que sentís el uno por el otro debe dejar claro independientemente del motivo de la discusión, y estar por encima de las cosas pequeñas (o no tan pequeñas) por las que discutáis.
  • Llegar a acuerdos: ofrece una solución siempre que puedas, por muy descabellada que te parezca, así tu pareja tendrá un punto de partida sobre el que “negociar” y ya estaréis concentrándoos en las posibles soluciones más que en el problema y la irritación que causa. Recuerda que una relación es dar y recibir, así que incluye en tus soluciones algo que no te beneficie totalmente a tí, así tu pareja apreciará el esfuerzo y podrá ceder en otros aspectos.
  • Lo que no debes hacer: no debes imponer tu criterio, ni amenazar, ni chantajear a tu pareja. Quieres solucionar un problema para que ambos viváis más felices. Lo que obtengas por la fuerza (física o psicológica) lo perderás por la fuerza, ahora o en el futuro.

En definitiva, debéis tomaros las cosas con calma, respeto, paciencia y recordar que estáis juntos porque queréis compartir un proyecto, y es mucho más satisfactorio si ambos váis en la misma dirección.

 

 

(Visited 858 times, 1 visits today)

Un comentario sobre “Cómo resolver las discusiones con tu pareja (2): discutir para ganar

  • el 15/01/2014 a las 5:27 pm
    Permalink

    Me gusto las ideas para tener una mejor conversación pero quisiera tener mas ayuda por q mi pareja solo quiere q hablemos de política y eso no me gusta y nos conyeba a muchas disciciones q hasta mi relación ya esta por terminada

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *