¿Se puede cambiar la personalidad?

creative commons license by quamtumdtell
creative commons license by quamtumdtell

¿Se puede cambiar la personalidad? Un lector (felixtaco) nos hacía esta pregunta en nuestro consultorio. La respuesta más rápida es SI, LA PERSONALIDAD SE PUEDE CAMBIAR. Si bien ha habido siempre un debate acerca de la influencia del entorno y nuestra herencia genética, hay estudios que demuestran que la personalidad puede cambiar completamente a lo largo de la vida de una persona.

Vamos a dar unos consejos sobre este tema. Sin embargo, antes de seguir leyendo debemos destacar  lo siguiente: si creemos que debido a nuestra personalidad corremos el riesgo de dañar gravemente a los que nos rodean o a nosotros mismos, es el momento de ponernos en manos de un especialista. Pide ayuda. Nuestros consejos te ayudarán a una vida mejor, si bien para casos graves debemos de ponernos siempre en manos de profesionales. En la vida estamos sometidos a infinidad de experiencias, y pedir ayuda cuando se necesita es una virtud que debemos añadir a nuestra forma de ser.

En la mayoría de los casos, queremos cambiar algún rasgo concreto de nuestra personalidad (o varios) que no nos gusta, que nos parece inadecuado, o que la gente nos critica de manera repetitiva. En esta misma página encontrarás algunos artículos acerca de cómo mejorar tu autoestima, vencer la timidez y ser coherente con uno mismo. Queremos avisarte de que estos cambios llevan tiempo y debemos escogerlos y priorizarlos de forma cuidadosa, no dejarnos llevar por una opinión y cambiarla cuando nos cueste algún esfuerzo. Ten paciencia y obtendrás los resultados que anhelas.

Veamos alunos puntos a tener en cuenta:

Acéptate como eres: todos tenemos cosas buenas y cosas malas. Eso es lo normal, y si fuéramos totalmente buenos o totalmente malos no seríamos humanos. Hay rasgos de nuestra personalidad que pueden resultar mejores o peores desde nuestro punto de vista, pero esto no debe de suponernos un problema en casos que no nos guste algo, sino un reto.

Identifica tus puntos débiles: siempre habrá algo que nos gustaría cambiar de nosotros mismos.  Lo importante es centrarse en una cosa cada vez, pues es imposible “operar” nuestra personalidad completamente de hoy para mañana. Siéntate y escribe cuidadosamente los aspectos de tu personalidad que te gustaría cambiar. ¿Eres perezoso?¿Agresivo?¿Mentiroso?¿Jugador?¿Bebes?¿Fumas?¿Insensible? Etc, etc… ¿No se te ocurre nada? ¡Estupendo! En cualquier caso, ayúdate para ello de la gente que tienes a tu alrededor. Son las personas que tenemos cerca las que pueden ayudarnos mejor a identificar esos rasgos que pueden ser más negativos de nosotros mismos .

Prioriza: ser perezoso no es, en nuestra opinión, tan grave como ser agresivo. Coge la lista que has hecho en el punto anterior y ordénala según lo que tú consideres que es más importante.

¿No te gusta algo? ¡Cámbialo!: Coge el primer punto de tu lista (sí, poquito a poco…) y escribe por qué crees que es algo negativo, en qué te perjudica, por qué quieres cambiarlo, y haz 250 copias a mano. Que no… que no te vamos a pedir eso, pero por lo menos tienes que escribirlo de forma que te quede claro, que tengas claro que quieres cambiarlo y el porqué. Cambiar es un proceso que , requiere tiempo y esfuerzopero es posible, así que si crees que tienes que hacerlo resérvate media hora cada día para estudiar lo que quieres cambiar y reflexionar sobre los avances que has ido realizando. Ahora tienes que identificar las situaciones en las que se da ese comportamiento en tu rutina diaria, y pensar qué podrías haber hecho para cambiarlo (una discusión mañanera, una copa de más, una mentirijilla…). Lo más importante es que seas consciente de cuándo haces eso que crees que te perjudica, y que pienses todas las formas posibles para dejar de hacerlo. Poco a poco, sin prisas. Por ejemplo, si fumas un cigarrillo cuando te tomas una cerveza, en la próxima cerveza intenta no fumártelo. Haz pequeños esfuerzos conscientes para evitar esos hábitos. Cada día, revisa tu lista, revisa el punto en el que estás, y anota si has conseguido cambiar un poquito. Te sorprenderás de los resultados.

Y por último… ten paciencia. Confía en tí, en que puedes hacerlo, y sé paciente. Es mejor hacer pequeños esfuerzos cada día, y con el paso de los días verás esos cambios reflejados en tu personalidad. Ánimo.

¿Cuál es tu situación? Te esperamos en los comentarios. Puedes hacer una consulta gratuíta a través de nuestro consultorio.

(Visited 3.415 times, 5 visits today)

2 comentarios sobre “¿Se puede cambiar la personalidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *